miércoles, 4 de marzo de 2015

La historia de Sara (parte 2)

Para los que no habeis leído la parte 1      http://anitansf.blogspot.com.es/2015/02/la-historia-de-sara-parte-1.html


Un día Sara se encontraba mal, más de lo normal, sentía mucha angustia y, en vez de ir a clase, se quedo en una esquina del colegio llorando. Últimamente ella se sentía mal muy a menudo, porque ir al colegio y sentirse tan sola y desplazada la ponía muy triste.


Sus padres no sabían como ayudarla y sus profesores, a pesar de que sus notas estaban bajando, no decían nada.
Sara se secó las lágrimas y vio a David a lo lejos, ella se levantó rápido para esconderse en el baño, pero tropezó y se cayó. David se acercó a ella y la ayudó  a levantarse, mientras se reía de ella. Ella cabizbaja , le dio las gracias, David seguía riéndose de ella y le preguntó que hacía ahí, Sara no respondió , estaba avergonzada y se fue al baño. Al salir del baño, David seguía ahí , esperándola. Sara estaba tan sorprendida que sin darse cuenta , le miró a los ojos, nunca le había mirado, ni se había fijado en él , y cuando lo hizo sintió un cosquilleo. Pero eso poco duró, porque David empezó a burlarse de ella y a decir que una chapona como ella debería estar en clase. En ese momento Sara se llenó de rabia y dolor, y gritando le dijo que ella al menos el día de mañana tendría un futuro, mientras que él con su carita bonita no llegaría a nada, que debería centrarse en la vida que no todo era fiesta y ver como joder  a los demás, y que lo peor era ver como los demás , en vez de ser ellos mismos con su propia personalidad, fingen ser otra persona por gustarle a la cabra del pueblo (refiriéndose a David).
En ese instante se oía un silencio increíble. Sara se disponía a irse, pero cuando miró a su alrededor, vio a sus compañeros y profesores mirándola.


Sara echó a correr y se fue a casa, se encerró en su habitación y escuchó música en sus auriculares.
Al poco tiempo, sus padres llamaron a la puerta de su cuarto, como Sara no respondía porque no los oía con los auriculares, ellos entraron. Estaban muy serios y como asombrados. Se sentaron a su lado y le preguntaron que sucedía, que habían recibido una llamada de su tutora del colegio. Sara era incapaz de hablar, no le salían las palabras, sentía miedo, no entendía como había reaccionado así. Sus padres con paciencia y poco a poco pudieron saber lo que había pasado, Sara les dijo entre lágrimas y temblando, que no quería volver a ese colegio.


continuará....

-Anita Nsf-




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita :)